Barbacoa © Don Fuchs

Feral food: el sabor de Australia del Sur

En este estado australiano la cocina es un arte. Han picoteado de los secretos de todas las cocinas  imaginables (vietnamita, italiana, hindú y china, entre muchas otras) y han creado también nuevos estilos, como los deliciosos “platos salvajes” (feral food) del Outback.

Además de maravillarte con sus tesoros naturales, puedes estar seguro de que en Australia del Sur degustarás las mejores delicias culinarias. La rica diversidad cultural del país se refleja en la mesa, así que en cualquier restaurante o puesto callejero podrás degustar desde un buen plato de pasta italiana a fantásticas tapas, pasando por un sinfín de exquisitos platos condimentados con las típicas especias de Asia, África y Oriente Medio, sin olvidar, claro, el bush tucker, la cocina autóctona de los aborígenes australianos.

Si te gusta la carne aquí podrás probar algunas tan exóticas como las de canguro y cocodrilo, y si prefieres el pescado opta por el delicioso barramundi o los excelentes mariscos, como las gigantescas ostras australianas.

Australia es, además, uno de los más importantes exportadores de vino en el mundo. En el sur del país se encuentra el famoso valle de Barossa, con viñedos tan reconocidos como Yalumba, Seppelts, Penfolds y Two Hands. Aprovecha para probar alguno de los tintos, rosados y blancos de la región, como el Barossa Shiraz o el Eden Valley Riesling. O puedes recorrer los viñedos del valle de Clare y vivir una experiencia casi mística probando el vino eucarístico elaborado por los jesuitas en la bodega Sevenhill.

6 CLÁSICOS QUE SIEMPRE APARECEN EN EL MENÚ

Canguro: se produce localmente, así que encontrarás su carne en sopas de cola de Roo, filetes, chuletas o

costillas de canguro, canguro ahumado o tostado, terrinas y pasteles de Roo.

Emú: su carne procede de huevos de emú suministrados por los propios granjeros de Australia del Sur. Los huevos de emú son difíciles de encontrar pero cuando se consiguen se puede hacer tortilla de emú o huevos revueltos para el desayuno. El paté de hígado de emú se sirve con galletas de acacia y mermelada de muntries. La carne aparece en muchos de los platos, asada, ahumada o en pasteles.

Cabra: es uno de los principales animales salvajes que se encuentran en los Flinders Ranges, así que es normal encontrar platos elaborados a base de cabra en los menús. Hay chuletas de carne de cabra, empanadas de cabra, pastel de queso de cabra o  cuajada de cabra en tostada.

Cordero: el área de pastoreo de los alrededores es saltbush y la carne de cordero tiene un sabor marcadamente diferente. Es particular de la región y comúnmente se la conoce como “DIJA”.

Mariscos: las ostras provienen de Cowell o Smoky Bay. El pargo se cría en Port Augusta. Las langostas de río (un tipo de cangrejo de río de agua dulce) se pescan generalmente a nivel local o se consiguen en Adelaida. Los marron (la mayor de las especies de cangrejos de agua dulce) de Kangaroo Island, el atún de Port Lincoln y el barramundi también aparecen en el menú.

Quandongs: son frutos dulces de los árboles nativos, cosechados a nivel local y ofrecidos a los restaurantes a través de las comunidades aborígenes. El quandong es el postre más popular del menú, y se sirve a menudo en un pastel con salsa de quandong, crema y helado. Su sabor es también delicioso en mermeladas, salsas y glaseados con la carne.

Otros productos que se emplean en restauración son acacia y semillas de acacia, presentes en panes y pasteles, dulces y salados; samphire (hierbas de sabor salado); pepperleaf nativos, tomillo y hierbas silvestres de albahaca; mirto de limón; limones nativos y tomates del bush; nueces de macadamia; o muntries, fruta del bush con la que se hace una especie de mermelada para acompañar, por ejemplo, al paté de emú.

UNA COCINA MUY PREMIADA

Hay un lugar en el Outback de Australia del Sur, en Flinders Ranges, cuya cocina cuenta con varios premios nacionales y muchos elogios internacionales. Se trata del famoso Prairie Hotel, un edificio de piedra de 1890 localizado en la ciudad de Parachilna (cuya población es de solo siete personas). Este establecimiento es símbolo del Outback por su cocina tradicional y famoso por  el “Flinders Feral Food” (los alimentos del bush), platos que son una sutil mezcla de variados sabores y texturas que combinan a la perfección los alimentos nativos con los ingredientes más contemporáneos. El secreto: la frescura de los sabores de Australia del Sur y la calidad de los vinos australianos que acompañan el menú.






Deja un comentario

*