Viticultura heroica en la D.O. Ribeira Sacra. Enoturismo

Enoturismo en Galicia: viticultura heroica en la Ribeira Sacra

Galicia nunca defrauda. Ni su gente, ni sus paisajes, ni su gastronomía, ¡ni sus vinos!

¿Sabías que en Galicia existen cinco D.O. y solo en Ribeira Sacra más de noventa variedades de uvas autóctonas que maridan a la perfección con los quesos, carnes y mariscos de la tierra? Seguro que conoces los vinos de la D.O. O Ribeiro —la comarca productora de vino más antigua de Galicia— y de D.O. Rías Baixas —tierra del albariño—, pero quizá no hayas oído hablar tanto de unos vinos que se elaboran con uvas que crecen en las laderas bañadas por el Sil.

Eso es la D.O. Ribeira Sacra. Laderas cubiertas de viñedos en bancales imposibles (en Galicia los llaman socalcos) que se extienden entre el sur de la provincia de Lugo y el noreste de Ourense —en total, veinte concejos distribuidos en cinco subzonas de producción: Amandi, Chantada, Quiroga-Bibei, Ribeiras do Miño y Ribeiras do Sil—. Paisajes en los que la uva comparte protagonismo con la piedra de las iglesias, monasterios, santuarios, castillos, pazos y puentes que salpican el territorio.

La belleza del conjunto entusiasma, pero la misma magia de ese paisaje condiciona tanto el trabajo del cultivo de la uva que ha dado lugar a lo que se conoce como ‘viticultura heroica’ por la dureza del trabajo de los viticultores, a los que se puede ver cargando la uva por las escarpadas laderas que rodean los cañones del río Sil, a veces utilizando arneses para poder alcanzar algunas cepas o en botes surcando el río.

Viticultura heroica en la D.O. Ribeira Sacra. Enoturismo

Una opción para disfrutar de este extraordinario paisaje del vino gallego desde una perspectiva diferente es a bordo un crucero fluvial por las aguas del Sil —salen desde Doade, en el ayuntamiento de Sober— o aprovechar el recorrido del tren enoturístico Aba Sacra, que discurre por la zona de Amandi, cuna de la actual denominación de origen.

Y puedes completar la ruta por este pedacito del interior gallego con una visita a Monforte de Lemos, capital y centro geográfico de la Ribeira Sacra, y al Centro de Interpretación del Vino de Ribeira Sacra.

Ponte da Boga, ejemplo de viticultura heroica

En uno de esos enclaves privilegiados que caracterizan a la D.O. Ribeira Sacra, con laderas de difícil acceso y pequeñas parcelas ubicadas en escarpadas terrazas de piedra, están los viñedos de bodega Ponte da Boga, cuyos vinos son una interpretación prefecta de este entorno y de la viticultura heroica.

Su situación en “Terra de Caldelas”, una zona de vinos privilegiados con variedades vitícolas ancestrales que ya disfrutaban los emperadores romanos, la convierte en parada obligada si quieres descubrir y disfrutar de los vinos D.O. Ribeira Sacra. Ofrecen visitas guiadas que permiten conocer sus viñas, distribuidas en bancales por las escarpadas laderas que rodean los cañones del río Sil, y las instalaciones de la bodega, con una explicación que descubre paso a paso todo el proceso de la elaboración del vino, desde el cultivo y recogida de la uva hasta el embotellado final.

Y, por supuesto, podrás probar sus caldos y llevártelos a casa. Los elaboran con variedades de uvas autóctonas muy bien adaptadas a la zona: Mencía (sobre todo en tinto, pero también Merenzao, Brancellao o Sousón) y Godello y Albariño en blanco. Mencía 2015, Capricho de Merenzao 2013 y Godello 2015 son etiquetas de su nueva añada.

Vinos de Bodega Ponte da Boga, en Ribeira Sacra

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

NO TE PIERDAS

Bici y pícnic en Finca Villacreces

Lanzarote, el viñedo de lo imposible

 

 






Deja un comentario

*